Nuestro servicio es gratuito porque ganamos una comisión si compras a través de nuestra web. Información de transparencia. 

Las mejores maneras de gestionar tus finanzas.

Análisis exhaustivo

Guía completa para elegir la mejor manera de gestionar tus finanzas.

ÚLTIMA REVISIÓN: 9 DE JULIO DEL 2020

NUESTRO EQUIPO DE VERIFICADORES:

ÚLTIMA REVISIÓN: 9 DE JULIO DEL 2020

Información al consumidor

Qué necesitas saber 

Sobre las maneras de gestionar tus finanzas.

Cómo analizamos las mejores maneras de gestionar tus finanzas

TIPOS DE FORMAS DE GESTIONAR TUS FINANZAS

Analizamos las cinco formas más comunes de gestionar tus finanzas ya seas autónomo, empresa o persona física.

COSTES 

Valoramos dentro de nuestro estudio las distintas formas de gestionar las finanzas y los costes que puedan traer cada una de ellas de acuerdo al tipo de negocio que se tenga y cuál pudiera adaptarse mejor a las necesidades de cada cliente.

SEGURIDAD Y GARANTÍAS 

Tuvimos en cuenta las opiniones de empresarios, autónomos y personas físicas en su valoración en encuestas de calidad y el nivel de satisfacción que presentan los clientes con respecto a la seguridad y garantías que brindan los diferentes tipos de gestión de finanzas.

¿No ves la empresa que estás buscando?. Contáctanos y la incluiremos

Más información sobre nuestra metodología.

TIPOS DE FORMAS DE GESTIONAR TUS FINANZAS

Cuando hablamos de formas de gestionar las finanzas nos referimos mayormente a los cinco grupos que actualmente son más populares en este sector: quienes llevan las finanzas de forma personal, los que lo hacen a través de bancos, las gestorías, quienes contratan directores financieros y los que optan por consultores financieros externos.

Evidentemente, cada uno tiene sus características y si bien todos ofrecen sus puntos positivos, debemos destacar que la decisión por uno u otro dependerá meramente del cliente y sus necesidades.

Personal:

Nos referimos en este apartado a aquella persona que gestiona sus propias finanzas ya sea autónomo, pequeño empresario o simplemente desee llevar las finanzas familiares.

En estos casos las personas suelen contar con algunos conocimientos en finanzas. Además, encontramos que suele verse en negocios pequeños donde no existe mucho personal, ya que cuando la persona debe distribuir su atención en diferentes labores en la empresa no podrá llevar también la carga financiera de una forma correcta y factible.

Dentro de nuestro estudio, pudimos observar que tanto particulares como empresas solo optarían por este tipo de gestión financiera debido a razones económicas o cuando la persona tiene conocimientos amplios en este tema con lo cual el pago extra que este servicio supondría no es necesario.

Bancos:

Nuestro segundo grupo pertenece a entidades financieras al uso, o sea, los bancos. Los bancos, de forma general, cuentan con un nivel elevado de información sobre el tema, ya que obviamente deben estar al tanto de todo lo que sucede en este sector. El asesor brindado por un banco puede o no tener formación específica en el campo de las finanzas(aunque esto ha cambiado con el tiempo y se ha exigido que cuenten ,al menos, con un conocimiento básico financiero), pero sí cuenta con el conocimiento de las estrategias del banco en cuanto a inversión y productos que puedan resultar interesantes para los clientes.

Entre los aspectos que valoramos de forma negativa en cuanto a esta forma de gestión financiera se encuentra el hecho de que por lo general te venderán productos u opciones pertenecientes a sus propias entidades y te cobrarán intereses o comisiones por los mismos. Además, nos encontramos con el inconveniente de que cuando se es autónomo o pequeña empresa y se tiene un solo banco, al existir cualquier problema con el mismo, tus operaciones pueden bloquearse o retrasarse.

Gestorías:

Las gestorías funcionan como empresas independientes que ofrecen servicios empresariales por un coste pactado, de acuerdo a las necesidades de cada cliente. Una característica común que comparten todas es que cada gestoría está dirigida, al menos, por un gestor administrativo acreditado por un colegio profesional.

Las gestorías pueden desempeñar diferentes funciones, mayormente fiscales y laborales. Realizan trabajos como la contratación y despido de nuevos empleados, alta/baja de la seguridad social, realizan las funciones necesarias para constituir una empresa, gestionan las nóminas de los trabajadores, realizan además trámites tributarios como la presentación de los impuestos en la Agencia Tributaria, entre muchas otras más. Según nuestro estudio determinamos que las labores financieras formas parte de su cartera de servicios, pero no es su fuerte.

Director financiero:

El director financiero o CFO de una empresa es la persona o ejecutivo encargado de realizar o controlar toda la gestión y actividad financiera. Se encarga del área responsable de las decisiones de inversión, ahorro, presupuestos y endeudamientos de una compañía. Para grandes empresas constituye una figura clave para el desempeño financiero de la misma.

Dentro de las actividades generales que realiza el director financiero en un empresa se encuentran: la confección de estado de resultados de la empresa, la generación del presupuesto de gasto anual, detección de oportunidades de inversión para la empresa, detección de inflaciones que puedan afectar el precio final de un producto o servicio, establecer políticas de estrategia y operaciones del sistema financiero de la empresa, así como crear herramientas e indicadores para analizar dichos resultados. Dependiendo de la empresa las tareas realizadas por el director financiero podrán ser muy variadas, pero todas tienen como objetivo común el administrar los recursos monetarios de la empresa, tomando decisiones que se basan en argumentos económicos para el bienestar de la compañía.  

Consultor financiero externo:

Un consultor financiero externo realiza prácticamente las mismas tareas que un directo financiero, lo único que funciona de forma externa con tu empresa y no es parte de tu plantilla de trabajadores. Realiza un estudio de tu historial financiero para tener una idea de la trayectoria económica de la compañía o negocio y a partir de allí comienza a elaborar planes financieros a nivel de empresa, organizaciones y planes de emprendimiento.

Por lo general, los consultores financieros son personas que vienen de trabajar con la banca, por lo que cuentan con los conocimientos para desempeñar cualquier tarea relacionada con las finanzas. Como comentamos puede realizar cualquier función que un director financiero y resulta más asequible a nivel económico.

Todas las formas de gestión financiera que existen tienen sus ventajas y desventajas, la decisión por una u otra dependerá de cada empresa y de sus necesidades. Aconsejamos a nuestros clientes tener claro todas las funciones que va a desempeñar la persona que trabaje para o con la empresa y cuáles serán los costes para la misma antes de firmar cualquier acuerdo.

COSTES

Generalmente, frente a las distintas maneras de gestionar tus finanzas, las personas físicas, empresas, y autónomos tienen en cuenta el coste que las mismas puedan generar a los gastos mensuales. Con lo cual decidimos enfocar parte de nuestro estudio en este tema y dejar que nuestros usuarios saquen sus propias conclusiones al respecto y de acuerdo a sus necesidades particulares.

Obviamente en el caso de la opción de llevar las finanzas de forma personal, su mayor ventaja radica en este apartado, ya que no supone ningún gasto adicional y se tiene un control absoluto de todas las operaciones de la empresa o negocio. Aún cuando el coste cero constituye una de las mayores ventajas, dentro de nuestro estudio descubrimos que las personas cada vez más optan por otro tipo de gestión debido a que deben dividir su tiempo en manejar a su equipo, mejorar el servicio de atención al cliente, buscar nuevos clientes y generar ventas, además de promover el negocio y buscar productos y servicios que resulten atractivos dentro de su entorno profesional; con lo cual no pueden dedicar su atención a temas financieros de forma consciente y precisa. Sólo en casos donde el particular o empresa es muy pequeño vimos que tiene un mayor uso esta forma de gestión financiera.

Cómo comentamos anteriormente, el problema mayor que nos encontramos con los bancos a la hora de contar con sus servicios en gestión de finanzas es la presión que realizan a la hora de contratar sus productos y cobrar comisiones por los mismos, lo que supone un coste adicional. La mayoría de las opiniones que analizamos dentro de nuestro estudio expresan la falta de transparencia a la hora de contratación de ciertos productos o servicios de la entidad. No obstante, los españoles que no pueden contar con otras opciones por diferentes razones, recurren a los bancos para la gestión financiera.

Las gestorías establecen su coste u honorarios de acuerdo a la cantidad de servicios que requieras de la misma y la dificultad de los trámites a realizar. No existe una regulación en cuanto a precios por servicio ofrecido, con lo cual los costes varían según la gestoría que se contrate. De igual forma, diferencian sus honorarios de acuerdo al número de trabajadores de la empresa y la cantidad de facturas que deban manejar. Actualmente, la mayoría ofrece tarifas planas para emprendedores o autónomos de acuerdo a los servicios que requieran. A nivel financiero, no es de las opciones de gestión más completas ya que se especializan en servicios fiscales y laborales y a pesar de realizar labores contables o financieras, no es su punto más fuerte.

Los costes o sueldo de un director financiero pueden variar de acuerdo al tipo de empresa, carga laboral, número de operaciones y muchos otros factores, pero si hay algo en lo que coinciden nuestros estudios es en que generalmente son muy elevados. Un director financiero normalmente va a tener un salario mínimo de 35 o 40 mil euros el año hasta un salario de 60.000 euros. Si tu empresa o negocio se lo puede permitir, es una muy buena opción por todas las ventajas que trae, pero de lo contrario te resultaría caro tener un director financiero en tu plantilla de trabajadores.

El coste de un consultor financiero externo es muchísimo menor que el de un director financiero, de allí su gran popularidad dentro del mundo empresarial.  Hablamos de que el coste de un consultor financiero oscila entre 600 y 1200 euros al mes, que teniendo en cuenta que no está dado de alta en la seguridad social, que no tienes que darle vacaciones y que no es personal, pues el ahorro al final es prácticamente de un 80 por ciento.

Asimismo, dentro de nuestro estudio observamos que existen muchos consultores financieros que son flexibles con sus servicios y son capaces de adaptarse a las necesidades y exigencias de sus clientes, algo que valoramos de forma muy positiva.

GARANTÍAS

Las garantías que tendrá una persona que lleve sus propias finanzas básicamente dependerá del nivel de información y conocimiento sobre el tema que maneje la propia persona. De no contar con toda la información actualizada, se pueden llegar a tomar decisiones equivocadas.

Dentro de las opciones analizadas siempre debemos destacar el alto nivel de información con el que cuentan los bancos, lo cual resulta muy positivo. Como inconveniente en cuanto garantías, descubrimos dentro de nuestro estudio que cuando autónomos o pequeñas empresas dependen de un solo banco y el mismo actualiza su política de riesgo, pues lo más probable es que tus operaciones se detengan, y no puedas gestionar préstamos que quieras solicitar o líneas de créditos que necesites.

Si vas a manejar tus finanzas a través de asesores del banco o de los gestores de tu cuenta, recomendamos el uso de tres o cuatro entidades para evitar estos inconvenientes.

Al contar con el servicio de una gestoría, las empresas se sienten más tranquilas, obteniendo un asesoramiento bastante relacionado con los temas fiscales y laborales. Como hemos comentado anteriormente, por lo general, el tema financiero no es el punto fuerte de las gestorías ya que no se pasan el día haciendo llamadas a los bancos y buscando opciones financieras o de refinanciaciones o realizando planes de tesorería, etcétera. Son una opción viable para autónomos o empresa pequeña ya que el volumen de operaciones financieras no es tan grande ni tan complejo.

En cuanto a las garantías brindadas por un director financiero, hay muchas ya que probablemente es de las mejores opciones que puedas tener para la gestión de las finanzas de tu empresa. Es una persona muy bien formada, que está capacitada para desempeñar cualquier labor en la empresa relacionada con sus funciones y además funcionará como interlocutor con gestorías, abogados, bancos o cualquier entidad con la que debas tratar. Tendrá en cuenta la elaboración de planes estratégicos, de tesorería, financieros y muchos más. El mayor pero de un director financiero radica en el coste que tiene para la empresa, no obstante, siempre que la compañía se lo pueda permitir, es de las mejores opciones de gestión financiera.

Un consultor financiero cuenta con los mismos conocimientos que un director financiero o en ocasiones más. Son personas que generalmente viene de trabajar con la banca y cuentan con información actualizada de todo tipo de operación financiera. Pueden realizar de igual forma planes de tesorería, planes estratégicos, el balance para identificar el valor neto de la empresa, informe de cuenta de resultados, entre otros. Además, al no estar asociados con ninguna entidad bancaria o institución sólo buscan respetar y defender los intereses de la empresa que los contrate.

Destacamos aquellas maneras de gestión de finanzas que son transparentes en las condiciones de contrato para con sus clientes y en el coste de los honorarios por los servicios que brindan.

Nuestro equipo editorial ha comparado los diferentes tipos de gestionar tus finanzas, incluido las calificaciones, aptitudes y preparación de sus trabajadores ya sea que pertenezcan a bancos, gestorías o consultorías financieras externas, así como años y sectores de experiencia de los mismos y las opiniones de sus clientes en cuanto a los resultados y garantías que han obtenido con los servicios ofrecidos.

2020 © Todos los derechos reservados.