Nuestro servicio es gratuito porque ganamos una comisión si compras a través de nuestra web. Información de transparencia. 

Los mejores seguros de vida

Basado en un análisis exhaustivo.

NUESTRO EQUIPO DE VERIFICADORES

ÚLTIMA REVISIÓN: 10 DE ENERO DE 2021

Una Guía completa para elegir el mejor seguro de vida, eligiendo el más adecuado para tu caso y garantizando así el mejor resultado posible.

ÚLTIMA REVISIÓN: 10 DE ENERO DE 2021

INFORMACIÓN AL CONSUMIDOR

Qué necesitas saber sobre los seguros de vida

Cómo analizamos los mejores seguros de vida

COBERTURAS

Generalmente las pólizas de seguros de vida tienen precios similares. Pero hay que conocer bien los diferentes tipos de coberturas.

GARANTÍAS

La estabilidad financiera de la aseguradora es vital para contemplar su contratación.

ATENCIÓN AL CLIENTE

Las calificaciones en encuestas de calidad nos indican en nivel de satisfacción de los clientes con la atención que reciben por parte de las aseguradoras.

Los mejores seguros de vida

NOMBRE DE LA EMPRESA

VALORACIÓN

Nationale Nederlanden

Santa Lucía

Asisa

Allianz

Fiatc

Zurich

Generali

Caser

VidaCaixa

NOMBRE DE LA EMPRESA

VALORACIÓN

Nationale Nederlanden

Santa Lucía

Asisa

Allianz

Fiatc

Zurich

Generali

Caser

VidaCaixa

¿No ves la empresa que estás buscando?. Contáctanos y la incluiremos

Más información sobre nuestra metodología.

Cada vez más las familias se preocupan por buscar una forma de asegurar el futuro de sus seres más queridos. En muchas ocasiones encontramos frases como: protege lo que más importa. Decidimos realizar un estudio de los mejores seguros de vida que existen, haciendo un análisis profundo de distintos factores que se deben tener en cuenta a la hora de decantarse por una aseguradora u otra.

Dependiendo de las prioridades y circunstancias de cada hogar, las familias pueden decidirse por una opción u otra, las aseguradoras tienen diferentes pólizas con coberturas simples o combinadas, dependiendo de los factores de riesgos y para garantizar capitales.

Por lo general, las edades de contratación de seguros de vida comprenden entre los 30 y 65 años. Esto no descarta que una persona pueda contratar u seguro de vida a partir de los 18 años y después de los 65 años.

Dentro de las condiciones generales que las aseguradoras suelen tener en cuenta se encuentran el tipo de profesión, la realización de deportes de riesgo, si la persona es fumadora o no, problemas de salud, entre otros factores que pueden considerarse agravantes.

Cuando hablamos de seguros de vida, existen dos tipos de variantes principales que son: el seguro de vida y el seguro de hipotecario.

Seguro de vida:

Un seguro de vida (tradicional o riesgo, como también se le conoce) y más básico es aquel que cubre causas como el fallecimiento. Se pueden incluir además causas adicionales como incapacidad, ya sea temporal o permanente, o distintas causas de fallecimiento como enfermedades graves, entre otras. El beneficiario o beneficiarios pueden incluir cónyuges, hijos, hijas o cualquier miembro que el asegurado desee y se puede cambiar cuantas veces lo estime necesario. No obstante, siempre recordamos que cada una de las aseguradoras tienen sus propias políticas por lo que es algo que debe aclararse antes de iniciar cualquier contratación.

Seguro de vida hipotecario:

Este seguro está asociado principalmente, como lo su nombre lo indica, a préstamos hipotecarios. Esto es una modalidad que se lleva implementando en España ya hace algunos años. ¿En qué consiste? Tiene como objetivo asegurar los préstamos hipotecarios, con lo cual, en caso de fallecimiento o invalidez, las entidades financieras tendrían la seguridad de que cobrarían el restante del dinero que se les debe. Pongamos un ejemplo para que quede más claro, si el préstamo se realiza por un valor de 160.000 euros y pasado un par de años quedan aún por pagar unos 140.000 euros, el banco o entidad que haya emitido el préstamo percibirá la cantidad faltante, no el total de la cantidad inicial.

Generalmente los bancos insisten para que a la hora de dar un préstamo hipotecario los clientes contraten también un seguro de vida hipotecario, pero insistimos, no es obligatorio, ni pueden exigir a los clientes firmar este tipo de cláusulas. Dejamos en claro que siempre que los interesados en contratar este tipo de seguro tengan en cuenta esta información y que también conozcan que los seguros de este tipo, por lo general, son renovables cada año con lo cual si lo contratan con el banco y luego quieren cambiarlo deben tenerlo en cuenta para cumplir con los plazos o cualquier requisito necesario para lograr el cambio.

La mayor diferencia entre ambos es básicamente el beneficiario de la póliza de seguro en caso de siniestro. En el caso del seguro de vida el beneficiario puede ser la propia persona (en caso de invalidez o incapacidad) o sus familiares (en caso de deceso) y en el caso del seguro de vida hipotecario es la entidad bancaria, aunque los familiares se benefician de igual forma ya que no tendrían que hacerse cargo del préstamo hipotecario, sino que estaría cubierto por el seguro y la vivienda pasaría a ser de su propiedad.

¿CUALES SON LAS Coberturas habituales en seguros de vida?

Según las aseguradoras de seguros de vida que consultamos durante nuestro estudio, pudimos recopilar la información de las coberturas más comunes que ofrecen la mayoría de ellas.

Cobertura por fallecimiento:

Esta es de las coberturas de seguros de vida más comunes. En este caso específico, el beneficiario o beneficiarios son los familiares del asegurado. Dentro de las coberturas por fallecimiento pueden existir diferentes aspectos a tener en cuenta y que veremos a continuación:

Gastos de sepelio: algunas de las aseguradoras que analizamos dentro de nuestro estudio ofrecen este tipo de cobertura, aunque normalmente sólo se hacen cargo de una parte de los gastos y no todas lo ofrecen.

Causas del fallecimiento: esto es sumamente importante, ya que, aunque la prima pueda subir un poco en dependencia de la opción que elijas, es importante que el seguro de vida cubra cualquier causa de fallecimiento del asegurado: ya sea por causas naturales, por enfermedad, por accidente, entre otras. Algunas (muy pocas) ofrecen cobertura cuando la causa es suicidio, pero normalmente es cuando ha transcurrido al menos un año desde la contratación del seguro de vida. Insistimos en que se debe tener esta información muy clara, antes de iniciar cualquier contratación.  

Capital que recibirán los beneficiarios: se trata del monto que recibirán nuestros beneficiarios en caso de fallecimiento y es una cantidad que puede ir cambiando con el tiempo. Generalmente funciona de la siguiente forma: si el asegurado falleciera por causas naturales, los beneficiarios recibirían el monto asegurado inicialmente, pero esta cifra se pudiera duplicar (en caso de fallecimiento por accidente) o triplicar (en caso de fallecimiento por accidente de tráfico).

Cobertura por incapacidad (opcional):

Este tipo de cobertura funciona similar a la de por fallecimiento, excepto que, en este caso, el beneficiario también puede ser la persona asegurada. Se aplican básicamente los mismos principios, donde el objetivo del seguro de vida es proteger no sólo al asegurado sino a sus familiares.

Incapacidad permanente total: cuando una persona no puede realizar su trabajo como venía estando haciendo hasta el momento en que su situación cambia. Se diferencia de la invalidez absoluta permanente porque en estos casos la persona puede que no pueda realizar su actividad laboral, pero pueda desempeñar otra.

Incapacidad permanente temporal: casos donde el asegurado puede no realizar su actividad laboral por un tiempo determinado, debido a diferentes causas. En estos casos, las aseguradoras tienen distintas formas de proteger al asegurado, ya sea pagándole por días de bajas o alguna otra alternativa.

Cobertura por invalidez absoluta permanente (opcional):

En este caso, el beneficiario y asegurado también pueden ser la misma persona y este tipo de cobertura se refiere a casos donde por una enfermedad, accidente, etc. se certifique una invalidez absoluta o permanente y el asegurado no pueda continuar ejerciendo su actividad laboral (ni ninguna otra) y en cuyos casos las aseguradoras abonarían el capital pactado.

Aquí se aplican algunas coberturas especiales como el caso de la cobertura por fallecimiento donde el capital recibido puede duplicarse (en caso de invalidez permanente absoluta por accidente) o triplicarse (en caso de invalidez permanente absoluta por accidente de tráfico).

Reiteramos siempre la importancia de que las personas estén claras de cualquier aspecto antes de contratar cualquier tipo de seguro de vida y que estén conformes con el servicio que están contratando. La asesoría de un experto es muy necesaria para no asegurarnos por una cantidad muy inferior a lo que se pudiera necesitar en caso de que se produjera alguna de las situaciones anteriores, ni asegurarnos por una cantidad muy excesiva que provoque el pago de primas muy elevadas.

¿Cuáles son las garantías más habituales de los seguros de vida?

Algo que tuvimos en cuenta a la hora de comparar las mejores aseguradoras de seguros de vida fue su solvencia o que contaran con capital suficiente para hacer frente a cualquier cobertura mencionada anteriormente. De allí que recomendamos sólo aquellas compañías que puedan hacer frente ante cualquier situación que se presente.

Destacamos además aquellas que son transparentes a la hora de mostrar las coberturas y condiciones de las pólizas de seguros y aconsejan a los clientes sobre cuales serían sus mejores opciones basados en las necesidades, situación económica y factores de riesgo de los mismos.

Otro de los factores que tuvimos en cuenta fue el nivel de satisfacción de los clientes y con qué porcentaje recomiendan sus aseguradoras a familiares a amigos. Además, verificamos y revisamos las opiniones de usuarios tanto en sitios web como redes sociales o Google para tener una idea del nivel de satisfacción que tienen los clientes. De igual forma, observamos detenidamente qué tipo de respuesta y solución ofrecen las aseguradoras ante un caso de queja o reclamación.

La atención al cliente en los seguros de vida

La principal causa de cambio de aseguradora está determinada por la falta de atención al cliente de las mismas con sus asegurados.

Algo que también pudimos observar durante nuestro estudio es la falta de opciones que existen para personas mayores de 65 años (aunque algunas compañías tienen el límite en 60 años). Confiamos también en aquellas aseguradoras que incluyen pólizas de seguros para personas mayores de 60 o 65 años y que no consideren este factor como hándicap. Estas aseguradoras son capaces de cumplir las expectativas de un grupo que, aunque menor, también necesita protección y atención.

Asimismo, dentro de nuestro estudio observamos que existen varias aseguradoras que son flexibles con sus servicios y son capaces de adaptarse a las necesidades y exigencias de sus clientes, algo que valoramos de forma muy positiva.

Recomendamos la revisión de nuestros seguros de forma anual, que es lo que suelen durar estas contrataciones y ante cualquier duda informarnos directamente con nuestras aseguradoras.

Te puede interesar

Logo de Información al Consumidor

Los mejores seguros de vida

¿Cuáles son los mejores seguros de vida?. Guía completa para elegir el mejor seguro de vida elaborada tras un análisis exhaustivo de las diferentes compañías.

Logo-IAC-white

2021 © Todos los derechos reservados.

información al consumidor logo

Comparador

de Seguros de Vida