Comparativa de los mejores bancos de conservación de células madre 2022

Más de 10 bancos de almacenamiento.

Inmediato: aprox. 3 minutos.

Gratuito y sin compromiso.

Comparamos los mejores bancos de conservación de células madre

¿Cómo analizamos para elegir los mejores bancos de conservación de células madre?

Analizamos cada banco de células madres teniendo en cuenta los perfiles de empresas y que cumplan con la normativa establecida. Evaluamos los costes, así como los servicios adicionales que puedan ofrecer y que abarquen un mayor número de necesidades de los clientes. Valoramos positivamente aquellos bancos de células madres que ofrecen varias garantías en la recolección y almacenamiento de la sangre del cordón umbilical.

Preguntas Frecuentes

Las células madres sirven para tratar muchas enfermedades debido a su capacidad regenerativa y de dividirse y generar diferentes tejidos. Por lo que se utilizan para tratar muchas enfermedades oncológicas, hematológicas, metabólicas, anemias, de inmunodeficiencia, entre muchas otras. Se puede decir que con las células madres pueden llegar a tratar más de 80 enfermedades.  

Las células madres del cordón umbilical se extraen después del parto y antes del alumbramiento. Se recolectan de la sangre del cordón umbilical. Se procesa la sangre y se guarda una muestra que se conserva mediante la criopreservación (conservación en nitrógeno líquido a temperaturas muy bajas, hasta los -196 ºC).

La extracción debe realizarse por personal médico autorizado y el donante debe haber firmado los permisos pertinentes antes del proceso.

Se garantiza su potencial máximo durante un periodo de 20 años, pero con los avances en las técnicas y la preservación de las mismas puede extenderse hasta 25 y 30 años. Siempre es recomendable verificar los años de conservación con el banco de células madres que se vaya a utilizar.

Un kit recolector de células madres es lo que se utiliza durante la transportación de las células madre (una vez recolectadas) hasta el banco donde se vayan a almacenar. Generalmente, estos kits cuentan con: controles de temperatura para no dañar la muestra; bolsa de recogida de sangre (con anticoagulante CPD), material de desinfección del cordón umbilical; bolsas con materiales absorbentes para evitar fugas; acumuladores de temperatura de gel; un vial para contener la sangre de la madre, etcétera. Puede variar de un banco a otro. Asegúrate de preguntar todas las medidas de seguridad que se llevan a cabo para la preservación de las células madres durante la transportación.