Nuestro servicio es gratuito porque ganamos una comisión si compras a través de nuestra web. Información de transparencia. 

Mejores seguros

NUESTRO EQUIPO DE VERIFICADORES

Tabla de contenidos

Todos los seguros

Los mejores seguros de moto

Los mejores seguros de coche

Seguros de decesos

Los mejores seguros de decesos

Los mejores seguros para administrativos y directivos

Los mejores seguros para administrativos y directivos

Los mejores seguros de baja laboral para autónomos

Los mejores seguros de baja laboral para autónomos

Los mejores seguros de vida

Los mejores seguros de vida

Las aseguradoras que comparamos

Logo de Información al Consumidor

Cómo calculamos el mejor seguro

Realizamos un análisis exhaustivo de los aspectos que son más importantes para nuestros usuarios e intentamos brindar una información lo más completa, transparente y útil posible. 

Preguntas frecuentes

Un seguro es una forma eficaz de protección que pueden utilizar los individuos frente a una situación de riesgo o peligro. Mediante la contratación de un seguro, garantizamos la seguridad de varios aspectos de nuestra vida laboral y personal. 

Los tipos de seguros se pueden dividir en tres grupos principales:

  1. Seguros Personales: entre estos encontramos los seguros de vida, de accidentes, de mascotas, de enfermedades e incluso los planes de pensiones.
  2. Seguros patrimoniales o profesionales: dentro de esta categoría incluimos los seguros de hogar, de responsabilidad civil, de robo, contra incendios o robos, los seguros de coche, o específicos de profesiones, así como los seguros multirriesgo, por mencionar algunos. 
  3. Seguros de Servicios: este tipo se refiere a los seguros relacionados con un servicio específico como por ejemplo los seguros de decesos, de asistencia de viaje, de defensa jurídica, entre muchos otros. 

 

Es más fácil de lo que la gente piensa, pero debe conocerse los derechos y obligaciones, así como los plazos para hacerlo. Lo principal es darnos de baja en la compañía donde estamos antes de darnos de alta en la otra. 

Primero debemos consultar nuestra póliza (para saber conocer plazos y deberes), confirmar nuestra baja por escrito (al menos con dos meses de antelación). Siempre que se haga en plazos y respetando las regulaciones establecidas, no habrán sanciones o penalizaciones. 

Como mencionamos anteriormente, debemos comunicar nuestra baja del seguro con al menos dos meses de antelación antes del vencimiento de la póliza. 

Por lo que aunque se tenga un pago de forma fraccionado, la obligatoriedad del contrato sigue siendo de un año por lo que se debe abonar el total de la prima correspondiente. 

Dependiendo del tipo de seguro será deducible o no de cara a la declaración de la renta. 

Entre los más comunes se encuentran los seguros de hipoteca (para viviendas adquiridas antes de enero del 2012), de responsabilidad civil,  de autónomos, del hogar, de impago de alquiler, etcétera. 

Te puede interesar