Comparador empresas de control de plagas en Canarias 2022

Comparamos las mejores empresas de control de plagas en Canarias para que puedas elegir la que más se ajuste a ti.

¿Cómo analizamos para elegir las mejores empresas de control de plagas y fumigación en Canarias?

Analizamos las empresas que tienen una mayor experiencia en control de plagas y cuentan con todo tipo de servicios que satisfacen las necesidades y expectativas de los clientes en Canarias.

Preguntas Frecuentes

Los tipos de control de plagas se pueden clasificar como:

Control de plagas químico:

Como su nombre lo indica es el tipo de control de plagas que se hace a través de sustancias químicas: insecticidas, herbicidas, repelentes, cebos tóxicos, entre otros.

Control de plagas biológico.

Este método se refiere al uso de un depredador natural que se introduce al ecosistema para acabar directamente con la plaga, tratando de lograr un equilibro o balance.

Esto requiere de un estudio de riesgos ya que no se puede sobrepasar el número de especies que se van a utilizar para que la misma no se convierta en una nueva plaga.

Control de plagas físico o mecánico.

Es un método donde se utilizan técnicas o medidas físicas o mecánicas con el objetivo de evitar una propagación de una plaga.

Para ello se tienen en cuenta tendencias de comportamiento y hábitos de la posible plaga. Algunos métodos incluyen mosquiteras, trampas, levantamiento de muros, inundación de lugares, etcétera.

Control de plagas cultural.

Está relacionados con el desarrollo de hábitos y conducta preventivas basados en la limpieza y organización.

Siempre en una vivienda o local es el propietario el encargado o responsable del control de plagas (siempre que se produzca por causas naturales), excepto en las viviendas donde la situación de plaga se haya producido por conductas o falta de higiene y cuidados por parte de/los inquilinos.

Esto parte del mismo precepto: el propietario de un local o vivienda debe cumplir con las normas y condiciones para la habitabilidad del lugar, con lo cual tendría que pagar la fumigación en caso de que produzca por el mal acondicionamiento de la vivienda.

Por el contrario, si la situación de plaga se produce por falta de cuidado del inquilino o sus malos hábitos de limpieza y cuidado, pues deberá ser él quien pague por la fumigación.

El principal producto de fumigación es el pesticida, dentro de este se clasifican de acuerdo a su uso: insecticidas (para los insectos); herbicidas (aplicado a la agricultura); acaricidas (para eliminar plagas como garrapatas y ácaros); fungicidas (para los hongos), alguicidas (para algas); desecantes; defoliantes; ovicidas, entre muchísimos otros.

La exposición a una fumigación puede causar vómitos, mareo, dificultad para respirar, dolor en el estómago y en el pecho, debilidad. Puede también causar envenenamiento por inhalación de acuerdo a la cantidad y el tiempo que estemos expuestos. Lo mejor es ante cualquier duda, acudir al médico.

Contenido destacado para contratar la mejor empresa de control de plagas en Canarias.