¿Qué es un plan de pensiones y cómo funciona?

Tabla de contenidos
Un plan de pensiones puede tomarse como un ahorro de tiempo prolongado, que servirá como una ayuda económica durante la vejez o la jubilación.

Tener un retiro tranquilo y sin dificultades es viable con un buen plan de pensiones. Aquí puedes encontrar toda la información acerca de qué es un plan de pensiones y cómo funciona. 

A pesar de que suene similar a un fondo de pensiones, tienen sus diferencias entre sí y no son lo mismo. Aunque te adelantamos que ambos cumplen el fin de otorgarte un apoyo financiero durante la edad avanzada.

Si quieres mantener una buena calidad de vida durante el retiro, te aconsejamos que tengas entre tus planes la contratación de un plan de pensiones.

¿Qué es un plan de pensiones?

Un plan de pensiones puede tomarse como un ahorro de tiempo prolongado, que servirá como una ayuda económica durante la vejez o la jubilación.

Al ser un ahorro, funciona como los productos bancarios de este tipo, con sus restricciones y particularidades. Por ello, es importante revisar las cláusulas de cada plan de pensiones.

Por ejemplo, algunos planes de pensiones son inamovibles, mientras que otros tienen condiciones que pueden variar en el tiempo, de acuerdo a los pagos o a situaciones externas. 

En algunos casos, el dinero sólo se puede retirar si quien da los aportes sufre un accidente que lo limite para desarrollar sus actividades o si se queda desempleado por una larga temporada.

Así mismo, cada plan puede tener diferentes formas de rentabilidad y también pueden existir requisitos variados para ser beneficiario de la cantidad ahorrada como pensión final.

Es muy importante revisar todo lo que contiene el contrato del plan de pensiones, especialmente en cómo son los pagos, cómo se puede retirar el dinero y qué pasa si se desea cancelar el servicio.

¿Cómo funciona un plan de pensiones?

La cantidad de pagos que se realicen durante la vida profesional y el importe de los mismos, determinará la rentabilidad del plan de pensiones.

Ya que este tipo de plan funciona como un ahorro, la cantidad de dinero percibida al final está en función justamente de lo que se haya abonado.

Estos aportes pueden realizarse mensualmente, pero no tienen obligatoriedad, ya que es un dinero “extra”, por llamarlo de alguna forma, al que se tiene derecho durante el retiro, complementando la pensión por jubilación.

Objetivos de los planes de pensiones

Un plan de pensiones se adquiere con la finalidad de tener una cobertura más amplia al momento del retiro. Esto es, recibir más ingresos, además de los que se obtienen por derecho en la jubilación.

El objetivo también es el de aumentar el capital del tomador de este producto financiero. Esto es posible gracias a que el dinero de los planes de pensiones generan rentabilidad, en la mayoría de los casos, ya que son administrados según políticas de inversión. Claro está que todos los riesgos de inversión deben ser informados al ahorrador, para que éste tome las decisiones.

Quizá te preguntarás si un plan de pensiones no es un fondo de inversión. La respuesta es que no. Un fondo de inversión permite trasladar dinero directamente para obtener rendimiento, en tanto que el plan de pensiones se comporta más como un seguro, donde lo acumulado sólo se puede retirar en caso de emergencia demostrable o por jubilación.

Dado lo anterior, es entendible el por qué los planes de pensiones no se caracterizan por tener un perfil de inversión de alta ganancia y alto riesgo, sino que tienden a ser de operaciones más conservadoras y de rentabilidades mucho más bajas.

Finalmente, el propósito de un plan de pensiones también puede ser el de cubrir al cónyuge, en caso de que sus ingresos no sean suficientes para tener derecho a una jubilación. 

¿Cuánto dinero se puede aportar en un plan de pensiones?

Los aportes a un plan de pensiones se pueden realizar de forma mensual, trimestral o semestral. Los plazos y tiempos de pago dependerán del tipo de plan que se contrate.

Normalmente, el plan de pensiones tiene un tope de aporte anual de entre 1500 euros y 2000 euros, aunque la cifra puede ser mucho mayor si se tiene alguna limitación física. 

Diferencias entre un plan de pensiones y los fondos de pensiones

plan de pensiones

Aunque puedan parecer lo mismo, los planes de pensiones y los fondos de pensiones tienen unas diferencias muy definidas.

Los fondos de pensiones son un requisito para los trabajadores en España, del cual no se puede disponer cuando se desee, sino que se otorga como un beneficio monetario al final de la vida laboral.

Por el contrario, los planes de pensiones son un ahorro voluntario, contratado con entidades privadas que se puede retirar bajo algunas circunstancias muy específicas, aunque esto implica, la mayoría de las veces, una penalización.

En síntesis, el plan de pensiones es de carácter voluntario y está administrado por entidades privadas, y el fondo de pensiones es público, siendo obligatorio para los empleados. 

Ambos sistemas pueden convivir para beneficio de una misma persona, ya que esta puede tener una pensión, y a la vez, cobrar un plan de pensiones que haya adquirido, así como toda su rentabilidad generada. 

¿Cuándo es conveniente hacer un plan de pensiones?

Dado que es un ahorro que mejora la rentabilidad con la acumulación de capital, lo mejor es empezar a una edad temprana.

Lo ideal es tomar un plan de pensiones durante los primeros años de vida profesional, asegurando así que la cifra final será de una buena cuantía.

Es de tener en cuenta que los fondos de pensiones funcionan con los aportes de los trabajadores actuales. Dado que la población española está envejeciendo, y los empleados futuros podrían no cubrir los aportes para los jubilados, contar con un plan de pensiones como un ahorro adicional, hará que el retiro sea menos preocupante.

Qué plan de pensiones elegir

Para elegir bien un plan de pensiones, se debe pensar detenidamente los beneficios que ofrecen.

Es importante asesorarse bien, dado que muchos de los planes de pensiones ofrecen muchos beneficios fiscales, siendo el más atractivo, la posibilidad de desgravar los aportes de la declaración de renta.

Lo anterior resulta bastante propicio si lo que buscas es mejorar tu capital a largo plazo, ya que ese dinero no se te cobraría dentro del Impuesto sobre la Renta de las personas Físicas, IRPF. 

Por último, debes elegir aquel que se adapte más a tus necesidades de cobro. Por ejemplo, algunos dan la opción de retirar el dinero en un pago único y otros, dan la posibilidad de tener los ahorros como una renta de pagos mensuales, como si de un salario se tratase. 

En nuestro análisis, hemos examinado y comparado los mejores planes de pensiones, por lo que te recomendamos obtener el tuyo con los mejores de nuestro listado. 

¿De cuánta utilidad te ha parecido este contenido?

¡Haz clic en una estrella para puntuarlo!

Promedio de puntuación 5 / 5. Recuento de votos: 1

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este contenido.