Qué es un seguro de vida y para qué sirve

Estar protegido contra un accidente es una necesidad. Te explicaremos qué es un seguro de vida y para qué sirve.

Estar protegido contra un accidente es una necesidad, y más, si se es cabeza de hogar. Una buena opción de evitar dejar a tu familia desamparada, es contar con un seguro. Aquí te explicaremos qué es un seguro de vida y para qué sirve.

¿Qué es un seguro de vida?

Ante una situación angustiante, como el fallecimiento de un ser querido o la ocurrencia de un accidente que limite las funciones de una persona del entorno familiar, es vital contar con un respaldo tanto monetario como emocional.

Un seguro de vida es una excelente forma de contar con ese apoyo, ya que su cobertura beneficia directamente a las personas que dependen económicamente del afectado, en caso de que éste sufra un accidente irremediable.

¿Qué es la póliza de un seguro de vida?

El corazón de cualquier seguro de vida es su póliza. Este es el documento legal que contiene las características ofrecidas por el seguro.

Allí también se registra qué coberturas y alcances tiene el seguro y a qué beneficios tienes derecho por contratarlo con la aseguradora.

Se puede decir que este es el contrato que oficializa el seguro que se está tomando y que puede contener, además de las cláusulas, la cantidad y el valor de pagos que se deben realizar.

Es primordial verificar qué tipo de situaciones cubre el seguro de vida, ya que muchas pólizas estipulan directamente que circunstancias no entran en su protección.

¿Qué es la prima de un seguro de vida?

Cada aseguradora tiene diferentes tipos de cobertura y diferentes alcances a la hora de pagar las indemnizaciones en el momento que ocurra un accidente.

Es por ello que la prima de un seguro de vida puede variar mucho, dependiendo de con quién se contrate.

Este concepto se refiere a los pagos a realizar, por lo general mensualmente, sobre la póliza que se haya contratado. 

Generalmente la prima de los seguros se paga en tiempos establecidos, que pueden ser mensuales, semestrales o por año. Pero también existen pólizas que ofrecen un pago único.

Cabe anotar que las primas de pago único se aplican, principalmente, a coberturas de seguros de vida relacionados con préstamos o para personas de edad muy avanzada.

¿Para qué sirve un seguro de vida?

Como bien se mencionó al comienzo, un seguro de vida es una protección ante una calamidad y puede funcionar de dos formas: puede ser un seguro para el titular o asegurado principal, en caso de sufrir un percance grave, o puede ser un respaldo para la familia, en caso de que éste fallezca de forma accidental.

La primera forma actúa como un ahorro de respaldo, en caso de que, por un infortunio, el asegurado pierda sus facultades para seguir desarrollando su labor profesional, como es el caso de la enfermedad o la invalidez física.

La segunda forma actúa como un respaldo monetario para la familia, siempre y cuando ésta dependa económicamente del asegurado y éste haya fallecido de forma accidental.

¿Para qué sirve cada tipo de seguro de vida?

Teniendo en cuenta lo anterior, se puede hacer una distinción de seguros: los que son en caso de muerte accidental o invalidez, los que son tipo ahorro, y los que cubren ambas situaciones.

Los seguros por muerte accidental, que son denominados seguro de vida riesgo, tienen como objetivo el de indemnizar a la familia en caso de que el tomador del seguro pierda la vida por un caso accidental, generalmente relacionado con su labor profesional.

Aquí es importante resaltar que el tomador del seguro no es necesariamente el beneficiario. Es por ello que la indemnización puede trasladarse a la familia, o a quien el tomador del seguro haya estipulado en la póliza.

Dentro del seguro de vida riesgo también encontramos dos divisiones, que son el seguro de vida entera, y el seguro de vida temporal.

Como sus nombres lo indican, el seguro de vida entera, se realizan las indemnizaciones justo después del fallecimiento del tomador del seguro, o se paga una cuota hasta su fallecimiento, en caso de que tenga un accidente. Con el seguro de vida temporal, se cubre sólo un periodo de tiempo, que se estipula en la póliza.

También encontramos el seguro de vida ahorro, en donde el beneficiario sí es, generalmente, el tomador del seguro.

Este tipo de seguro consiste en pagar primas para ser rentabilizadas y obtener las ganancias cuando termine el contrato, fecha que se estipula en la póliza.

Por último, encontramos los seguros de vida mixtos, los cuales dan el beneficio de otorgar una cantidad de dinero a los familiares, en caso de fallecimiento del tomador del seguro. En caso de que nunca se llegue a usar el seguro, ni se tenga un accidente por invalidez, el dinero se retorna como si de un tipo de ahorro se tratase.

¿Quién debe contratar un seguro de vida?

seguro de vida quien debe contratar

Los accidentes son fortuitos, y nadie está a salvo de ellos. Por lo tanto, contar con un seguro de vida ya no es un capricho, sino una necesidad.

La mejor forma de tener tranquilidad, para sí mismo y el núcleo familiar, es accediendo a un buen seguro de vida, que tenga una alta cobertura.

Por ello, este tipo de seguros lo deberían contratar todas las personas que quieran proyectarse en el futuro, y no depender de la buena suerte, o el azar, para el bienestar de sus seres queridos.

También es recomendable que lo contraten personas que tienen una actividad laboral exigente y demandante, ya que, en cualquier momento, puede ocurrir una situación que reste su calidad de vida, haciendo que no puedan ejercer su labor profesional.

Elementos a tener en cuenta a la hora de contratar un seguro de vida

Antes de contratar un seguro de vida, es importante verificar los ítems que contiene la póliza, es decir, las obligaciones y derechos.

Es bien sabido que muchos seguros de vida no tienen una cobertura total. Por ello, es importante mirar con detenimiento las cláusulas que contienen.

Uno de los elementos fundamentales a la hora de contratar este tipo de seguros, es mirar los alcances que posee. Por ejemplo, si cubre a todo el núcleo familiar, o hasta qué grado de consanguinidad tiene cobertura.

Otro aspecto importante es verificar el valor de la prima a pagar, y si es acorde a los beneficios que ofrece.

También se debe observar si la póliza cumple con la cobertura por muerte accidental, invalidez, y si tiene un apartado de seguro de vida tipo ahorro, para que el dinero se te sea restituido, en caso de nunca hacer uso del seguro.

Uno de los factores que más se debe analizar con detenimiento, son las circunstancias en las cuales el seguro no tiene cobertura. Por ejemplo, muchas aseguradoras no extienden sus garantías a profesiones de alto riesgo, o a quienes hacen prácticas de deportes extremos.

Es común observar que muchas aseguradoras no permiten hacer uso de la póliza sino hasta un tiempo determinado. Es importante verificar las fechas, para evitar sorpresas, ya que muchas lo hacen para evitar estafas, o que quienes se aseguren, reclamen rápidamente las pólizas, habiendo pagado muy poco.

Afortunadamente, para nuestro análisis, hemos clasificado los mejores seguros de vida que puedes encontrar actualmente, y que cumplen con una amplia cobertura.

¿De cuánta utilidad te ha parecido este contenido?

¡Haz clic en una estrella para puntuarlo!

Promedio de puntuación 5 / 5. Recuento de votos: 1

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este contenido.