¿Qué plan de pensiones elegir y cómo hacerlo?

Tabla de contenidos
Contar con un plan de pensiones a la medida puede dar esa seguridad extra ante la incertidumbre del futuro.

Existen muchos productos en el mercado asociados a un plan de pensiones. ¿Cuál es el más conveniente? Sigue leyendo para enterarte qué plan de pensiones elegir y cómo hacerlo.

Para escoger sabiamente, se debe tener claro qué tipo de pensión se desea tener, de qué cantidad de ingresos y si se tiene un perfil arriesgado o conservador a la hora de invertir.

¿Por qué contratar un plan de pensiones?

El plan de pensión pública es una forma de afrontar la etapa de retiro, pero nunca está de más estar bien protegido. Los ritmos económicos mundiales pueden dar giros muy drásticos y quizás el sistema actual de pensiones no sea suficiente en el futuro.

Contar con un plan de pensiones a la medida puede dar esa seguridad extra ante la incertidumbre del futuro, especialmente cuando parece que la tendencia de la población es a ser mayor para las siguientes dos décadas.

Un factor que desestabiliza fuertemente el sistema de pensiones, es la cifra opuesta que empieza a verse entre la cantidad de nacimientos versus el envejecimiento de la población. Al existir más personas en edad de retiro, y menos en edad laboral, será cada vez más difícil mantener el equilibrio.

Cómo elegir un plan de pensiones: Aspectos a tener en cuenta

Al iniciar la vida laboral, es muy probable que no se aprecie la importancia de un seguro de pensiones, pero a medida que se avanza en trayectoria y tiempo, nos damos cuenta del peso que tiene en los ingresos finales que se van a recibir.

Hay que tener en cuenta que, a mayor cantidad de aportes, mejores serán los beneficios de los que se gozarán en la vejez.

Un aspecto importante a la hora de tomar un plan de pensiones es que se deben conocer los compromisos que se adquieren con este tipo de producto: no es un ahorro del que se pueda disponer en cualquier momento.

También se debe tener claro la entidad con la que se contrata. Esto debido a que algunas aseguradoras tienen perfiles más arriesgados de inversión, pero también, generan mayores ganancias. Si tu objetivo es no poner en riesgo el capital, se debe estudiar bien el plan de inversión. 

Ahorro a largo plazo

Una de las características fundamentales de todo plan de pensiones es que debe pensarse como un ahorro a largo plazo.

Existen algunas formas en las que el ahorro se puede retirar de forma previa, y sólo bajo casos muy especiales. Es por ello que no se debe pensar en estos ahorros como una fuente de dinero para gastar cuando se antoje.

Ventajas fiscales

Los planes de pensiones reducen el tipo marginal del IRPF, lo que significa que mientras más aportes al plan, más se reduce la base imponible de la declaración. Hasta un importe de 1.500 € anuales o del 30 % de la suma de los rendimientos netos del trabajo y de actividades económicas percibidos individualmente en el ejercicio.

Riesgo asumible

Los planes de pensiones tienen diferentes tipos de riesgo. Cada uno de ellos está pensado para un perfil de ahorrador. 

Los planes con menor riesgo optan por ser de renta fija, pero sus ganancias son bajas. Los planes que obtienen más rendimientos pueden ser de renta variable, pero el riesgo asumido es mayor.

Lo que se recomienda es que el plan de ahorros se vaya adecuando a los cambios financieros del ahorrador y su meta de jubilación. Al acercarse a la edad de retiro, los planes deben ser menos riesgosos y optar por inversiones más estables. 

Capacidad de ahorro

No es necesario aportar grandes sumas de dinero para tener un plan de ahorro a la medida. Este tipo de producto permite que se pueda ahorrar desde pequeñas sumas de dinero.

Dado que es muy normal que los primeros años de vida laboral no se tengan grandes sumas de ahorros, dada la poca trayectoria, el plan de pensiones se adapta a estas realidades, y permite que se puedan hacer aportes desde cifras muy módicas. 

Si las condiciones salariales aumentan, también se puede cambiar el aporte que se realiza al plan de pensiones para conseguir mayores beneficios en el futuro. 

¿Cuánto debo aportar al plan de pensiones?

cuanto aportar mensualmente plan de pensiones

La cantidad de aportes que se realicen al plan de pensiones va a depender mucho de la calidad de vida que pretenda tener el ahorrador a futuro.

Hay que tener en cuenta que en esa etapa puede que muchos gastos ya hayan disminuido, como la hipoteca o los costes que genera la manutención de hijos jóvenes.

Aunque no existe una cifra en concreto para destinar al plan de pensiones, se recomienda que sea entre 100 y 150 euros mensuales. 

Cuándo y cómo se puede rescatar el dinero

Como se mencionó anteriormente, el plan de pensiones no puede ser cobrado en cualquier momento. Sólo puede reclamarse bajo unas condiciones muy específicas.

La primera y más evidente es cuando se ha alcanzado la edad de jubilación. En este caso, se puede tomar como una suma de dinero total, o como una renta fija, mes a mes.

Pero existen casos excepcionales, donde el dinero puede ser solicitado antes de la edad de jubilación. Esos casos son donde el ahorrador tiene una condición especial que modifica su cotidianidad.

Por ejemplo, el seguro de pensión puede reclamarse cuando el ahorrador sufre una calamidad o accidente, que le impida continuar con su vida cotidiana normal, como es el caso de la invalidez total o parcial.

También puede solicitarse si el ahorrador queda en paro por un tiempo muy prolongado. Por último, puede rescatarse si han pasado diez años de ahorro. 

Si quieres conocer las opciones de planes de pensiones y que te asesore un experto, no dudes en contactarnos. ¡Estaremos encantados de ayudarte!

¿De cuánta utilidad te ha parecido este contenido?

¡Haz clic en una estrella para puntuarlo!

Promedio de puntuación 5 / 5. Recuento de votos: 1

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este contenido.