Ascensor Hidráulico o Eléctrico: ¿Cómo decidirse?

Tabla de contenidos
Para ciertas situaciones específicas de las comunidades es obligatorio instalar un ascensor. Por ejemplo, cuando hay alguien con limitaciones de movilidad o cuando el edificio supere los cuatro pisos. Pero, entre las opciones de un ascensor hidráulico o eléctrico, ¿cómo decidirse por uno u otro?

¿Qué son y cómo funcionan los ascensores hidráulicos?

Un ascensor hidráulico es un mecanismo para desplazarse entre pisos, que es accionado por la presión de un líquido, generalmente aceite, generada por una bomba. Por cierto: el aceite es el fluido predilecto para estos artefactos, ya que es el que mejor se comporta ante las altas temperaturas generadas por la presión.

En el sistema hidráulico, el esfuerzo se hace en el ascenso, con los pistones empujando el aceite. En la bajada, lo único que ocurre es que se libera el aceite y la plataforma descenderá por efecto de la gravedad.

El hecho de que el mayor consumo esté en la subida y que se gaste poco o nada en la bajada, hace que estos sistemas sean más económicos que otros tipos de ascensores. 

Tipos de ascensores hidráulicos: Tracción directa e indirecta

Dentro de los ascensores hidráulicos existe una diferenciación, marcada por el tipo de desplazamiento que efectúan: tracción directa y los de tracción indirecta.

Tracción Directa

Son los más indicados cuando no se debe hacer un desplazamiento prolongado de varios pisos. En estos el recorrido del pistón y la cabina es unánime. Es decir, tanto pistón como cabina se desplazarán a la par.

Tracción Indirecta

A este tipo también se le denomina ascensores de tracción diferencial. Se caracterizan por tener un recorrido más amplio en la cabina. Exactamente, ese desplazamiento es una relación de 2 a 1, ya que cuando la cabina se desplaza dos metros, el pistón lo ha hecho un metro.

¿Qué es un ascensor eléctrico?

En los ascensores de tipo eléctrico hallamos piezas mucho más complejas y una tracción más rápida, gracias a las poleas, los cables y los motores eléctricos. Son los más comunes de encontrar en centros comerciales y edificios de todo el mundo.

Dentro de sus elementos fundamentales se hallan la cabina y el contrapeso, el cual equilibra el sistema, para garantizar un descenso uniforme. Generalmente, también cuentan con sofisticados mecanismos de seguridad, como los limitadores de velocidad.

Su uso es ideal para edificios con largos recorridos, con alto flujo de personas. En otras palabras, están pensados para un trabajo más pesado que otro tipo de ascensores.

A pesar de todos los beneficios descritos anteriormente, su talón de Aquiles reside en que los costes de mantenimiento e instalación son más elevados que los de un ascensor hidráulico.

¿Cómo funcionan los ascensores eléctricos?

Para su funcionamiento, estos mecanismos accionan un motor eléctrico, que a su vez da movimiento a las poleas y los cables acerados. Estos desplazan la cabina, haciendo que se eleve o que descienda.

Diferencias entre un ascensor hidráulico y uno eléctrico

diferencias entre ascensor hidraulico y electrico_

A pesar de que ambos cumplen la misma función, evidentemente existen diferencias muy notorias en ambos sistemas, como se ha podido apreciar en todo lo mencionado: sus mecanismos de accionamiento son particulares a cada uno, además de que esto hace que el hidráulico sea más lento, porque debe funcionar con presión, y que el eléctrico gane en velocidad, al tener movimiento casi instantáneo

Otra diferencia muy pronunciada es que el eléctrico no requiere de una bomba de aceite, ni tendrá un pistón que deba accionarse para empujar. Sus costes de mantenimiento se enfocarán en la lubricación de cables e inspección de poleas.

¿Qué consume más, un ascensor hidráulico o uno eléctrico?

Aunque es una pelea muy igualada, puede decirse que el ascensor hidráulico es ligeramente más económico, ya que no necesita realizar un consumo extraordinario para el descenso: la gravedad es su aliada en esta fase del movimiento. Con sólo liberar el aceite, la plataforma descenderá, sin incurrir en esfuerzos para el motor. 

¿Dónde se usan los ascensores eléctricos?

Como mencionamos en líneas anteriores, el uso ideal para este tipo de mecanismos es en edificios de altura considerable, ya que pueden realizar largos trayectos a una velocidad muy óptima. Su instalación es común en sitios de alto comercio, oficinas, rascacielos y similares. 

¿Dónde se usan los ascensores hidráulicos?

Este tipo de ascensores puede encontrarse en zonas residenciales de baja elevación, como edificios de cuatro o cinco pisos. También son muy utilizados en zonas industriales de dos plantas, como hangares o bodegas de grandes dimensiones. 

¿Cuáles son los costes de instalación de cada tipo?

En el pasado, el ascensor eléctrico conllevaba unos gastos mayores. Pero, en la actualidad, las diferencias de costes se han reducido considerablemente, ya que ambos pueden adaptarse sin foso y sin cuarto de máquinas. 

Ascensor eléctrico

Este tipo de ascensor puede elevar ligeramente los costes de instalación, ya que contiene más piezas, como lo son las poleas y los cables. Adicionalmente, se puede incrementar el valor si se debe construir un espacio para el desplazamiento del mismo. Si el edificio cuenta ya con un espacio abierto, las escaleras, se reduce el precio. Instalar un ascensor de tipo eléctrico puede rondar entre los 20.000 y 80.000 euros.  

Ascensor hidráulico

Igualmente, si se aprovecha el hueco de las escaleras, el coste puede disminuir en la instalación. Pero generalmente estos son más económicos, partiendo desde los 14.000 euros. Se debe tener en cuenta que este mecanismo necesita un mantenimiento periódico en la bomba de aceite, pistones y dispositivos de movimiento.

¿Qué tipo de ascensor es mejor? 

¿Es mejor un destornillador en cruz o uno plano? La respuesta siempre dependerá de la tarea o actividad que se vaya a realizar. Y es la misma situación que ocurre con los ascensores: cada uno tiene sus propias ventajas.

Si es para ambientes familiares y de vecindario, te recomendamos el ascensor hidráulico. Si es para zonas de oficina, lo mejor es un ascensor eléctrico.

Conclusiones: ¿Cuál elegir?

No sólo hay que tener en cuenta el uso: el presupuesto es un factor importante a la hora de tomar una decisión. Si el ascensor no va a realizar unas cargas constantes de grandes recorridos, lo mejor es no gastar todo el presupuesto y apostar por uno hidráulico.

Si por el contrario hay más libertad económica y el lugar es bastante concurrido, no hay que pensarlo más: el ascensor eléctrico es la opción ganadora.

¿Necesitas indagar sobre la instalación de uno de estos dispositivos o requieres mantenimiento para el de tu edificio o comunidad? Busca en nuestro comparador: ya hemos clasificado las mejores opciones del mercado. 

¿De cuánta utilidad te ha parecido este contenido?

¡Haz clic en una estrella para puntuarlo!

Promedio de puntuación 0 / 5. Recuento de votos: 0

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este contenido.