informacionalconsumidor.org

Cobrar un Seguro de Vida por Enfermedad: Todo lo que debes saber

Tabla de contenidos
Las enfermedades y accidentes no suelen llamar a la puerta cuando se presentan. Llegan de improviso y sin dar tiempo a reaccionar. Por ello, muchas personas adquieren una cobertura para diferentes imprevistos.

Aquí te explicaremos cómo cobrar un seguro de vida por enfermedad, si llega a suceder tal escenario.

¿Qué es la cobertura de los seguros de vida contra las enfermedades graves?

Nadie está exento de un padecimiento grave. Y las compañías de seguros lo saben. Por eso, han creado beneficios adicionales a los seguros de vida que cubren este tipo de situaciones.

La cobertura contra enfermedades graves permite que el titular tenga un respaldo económico, que le permita sortear el padecimiento o su manutención durante el tiempo que la enfermedad no le permita trabajar.

Por ejemplo, en el caso de enfermedades que limiten la movilidad o capacidad laboral, el asegurado obtendrá una renta mensual. Este dinero también podrá ser usado para el tratamiento médico.

¿Cuál es la diferencia entre un seguro de vida y un seguro de enfermedad?

Un seguro por enfermedad suele ser, en la mayoría de casos, un seguro de vida con coberturas añadidas. En este caso, la indemnización por problemas de salud.

La mayoría de compañías incluyen estas extensiones en la póliza para dar valor agregado a sus servicios. Es muy probable que, si solicitas un seguro de vida tradicional, te ofrezcan diferentes extras y beneficios, como el aquí mencionado.

Claro está, que las pólizas con cobertura por enfermedad tienen una prima más alta. Pero consideramos que es una buena inversión, ya que hay enfermedades muy agresivas, que disminuyen considerablemente la calidad de vida. Una cobertura puede ser el mejor respaldo a un escenario así.

¿Cómo cobrar un seguro de vida por enfermedad?

Las aseguradoras deben tener plena certeza del estado de salud del cliente. Por ese motivo, se le solicitará al asegurado que presente el diagnóstico médico e historial clínico de los últimos 6 o 12 meses.

Así que, para cobrar el seguro por enfermedad, se debe contar con el material probatorio, que se compone de los informes médicos, y acercarse con ellos a los asesores, quienes deberán proceder a la activación de los beneficios de la póliza.

Documentación que se debe entregar

La documentación indispensable se compone del historial médico, historia clínica y dictámenes médicos que den fe de la situación o la enfermedad.

En caso de lesiones, se debe presentar un certificado del Instituto Nacional de la Seguridad Social (INSS) donde se especifique el tipo de incapacidad y si esta es permanente o parcial.

Adicionalmente, se necesitará la propuesta del seguro, la póliza, el cuestionario de salud realizado en el momento de hacer el contrato y las ya nombradas fichas médicas con el informe del INSS.

¿Qué enfermedades no cubren los seguros de vida?

Los contratos estipulan que la cobertura aplica para enfermedades graves, que tengan altas probabilidades de causar el deceso. Según los datos estadísticos, desde 2018, los padecimientos más graves se asocian a enfermedades cardiovasculares y a diversos tipos de cáncer.

Pero las aseguradoras no pueden hacerse cargo de este tipo de casos, cuando ya existen en el momento de firmar el contrato. Es decir, no podrá tomar una cobertura por enfermedad quien ya tenga un problema de salud diagnosticado.

¿Cuánto tarda el seguro en pagar una indemnización por lesiones o enfermedades graves?

cuanto tarda seguro pagar indemnizacion por lesiones o enfermedades

En teoría, la compañía de seguros tiene un plazo de 30 a 40 días hábiles para generar el pago de indemnización, una vez se ha notificado la enfermedad.

Es de tener en cuenta que, según el artículo 23 de la Ley de Contratos de Seguros, el plazo para reclamar la indemnización es de cinco años. Pasado este tiempo, el asegurado (o su familia) no podrá generar ningún reclamo.

¿Cuáles son los motivos por los que la aseguradora puede negarse a pagar?

No son pocas las compañías que hacen la vista gorda para evitar pagar y ahorrarse el dinero. Los motivos más frecuentes para negar la indemnización corresponden a las inconsistencias de las evaluaciones médicas, por pequeñas que sean, y a las cláusulas de las pólizas contratadas.

Revisión de la incapacidad permanente reconocida

Las aseguradoras pueden argumentar que la evaluación emitida por la Seguridad Social no es correcta, por lo que exigirán una evaluación externa sobre el nivel de incapacidad. Este proceso puede tardar mucho tiempo, incluso años.

Solicitud de evaluación médica adicional

Las compañías de seguros poco responsables suelen rechazar el pago, argumentando – de nuevo – que la resolución emitida por la Seguridad Social no es definitiva. De esta forma, someterán al asegurado a evaluaciones médicas adicionales, con el fin de cerciorarse del estado del beneficiario.

Cláusulas de la póliza

Las cláusulas son el escudo más frecuente para no realizar el pago. Dado que en los artículos 10 y 89 de la Ley de Contratos de Seguros se especifica que el tomador debe dar información verídica, muchas compañías aluden a que los padecimientos existían desde antes de tomar la póliza. Por lo tanto, anulan el pago, puesto que la información no fue exacta.

¿Qué hacer en caso de que el seguro no quiera pagar?

Es imprescindible revisar con atención las cláusulas del contrato. Algunas compañías expresan detalladamente la cobertura y los eventos que las hacen inviables.

Pero dado que muchos ítems pueden ser sometidos a interpretación, lo recomendable es hacer una reclamación, incluso por vía judicial si es necesario, para que se reconozcan los beneficios.

En conclusión, la cobertura por enfermedad sigue siendo una excelente opción para respaldar situaciones complejas de salud. Contratar con una empresa seria es fundamental, para evitar rechazos a la hora de cobrar el soporte económico.

Deshazte de esas compañías de seguros que buscan excusas para incumplir con la indemnización por enfermedad. En nuestro listado puedes comparar las mejores pólizas, que incluyen cobertura por accidente o invalidez física.

¿De cuánta utilidad te ha parecido este contenido?

¡Haz clic en una estrella para puntuarlo!

Promedio de puntuación 5 / 5. Recuento de votos: 3

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este contenido.