¿Cómo se conservan las células madre?

Tabla de contenidos
¿Te has preguntado alguna vez cómo se conservan las células madre? Debido a que no es trivial obtenerlas, la ciencia ha dispuesto diferentes mecanismos para preservarlas, con el fin de ser usadas como tratamiento efectivo a enfermedades que antes no tenían manera de combatirse. En las siguientes líneas, ampliaremos la información sobre estas técnicas de conservación.

¿Cómo se obtienen células madre?

Las de mayor calidad se hallan en los tejidos de recién nacidos. Específicamente, en el cordón umbilical. De esta zona es posible extraer sangre, la cual es rica en células madre pluripotentes, es decir, aquellas que pueden transformarse más fácilmente en otros tipos de tejidos.

¿Cómo se pueden conservar las células madre?

La realidad está superando la ficción. Aquellas películas futuristas, donde los seres humanos eran congelados con el fin de ser reanimados más tarde, no distan mucho de los métodos que se usan actualmente para la preservación de células vivas.

Preservar este tipo de células requiere de condiciones muy especiales. Para empezar, la sangre debe ser extraída mediante un dispositivo especial, denominado kit de colecta, con el cual se extrae la sangre del cordón umbilical en el momento del parto. Este procedimiento no provoca dolor, ni ningún tipo de riesgo para la madre o el bebé.

Acto seguido, el kit debe ser llevado al banco de sangre en un plazo de tiempo no mayor a 48 horas desde que se almacena la sangre en él, ya que es un elemento altamente delicado y debe disponerse bajo otras condiciones térmicas.

En el laboratorio, las muestras son seleccionadas para ser introducidas en nitrógeno y congeladas a una temperatura promedio de -196 grados Celsius.

Es de resaltar que todo el proceso se realiza bajo la supervisión de los profesionales de la salud y las áreas médicas, especialmente del ginecólogo y del médico encargado del parto.

¿Dónde se guardan las células madre?

Hace algunos años, eran pocos los bancos públicos y privados de sangre que ofrecían el servicio de preservación de células madre. Actualmente, ante los avances de la medicina y la ciencia y la necesidad de contar con células disponibles, la cifra se ha elevado considerablemente.

Las células son guardadas en contenedores especiales, en bancos públicos, cuando son regidos por el Gobierno, o privados, cuando son potestad de empresas. Estos últimos fueron los primeros en realizar este tipo de procedimientos, pero su uso está reservado a la madre donante. Por su parte, los públicos están disponibles para ser usados por quien los requiera.

Los bancos de sangre que contienen células madre se hallan tanto en el territorio nacional de España, como en laboratorios extranjeros que ofrecen sus servicios.

¿Cuánto tiempo se pueden conservar las células madre?

Gracias a estos procesos de criogenización, las células madre pueden ser preservadas entre 20 y 30 años, aunque muchos laboratorios privados tienen planes que se extienden hasta los 50 años.

La conservación incluye, en muchos casos, la extracción, el transporte, el análisis de la calidad de las muestras y, evidentemente, la preservación criogénica.

Incluso, algunos planes pueden contener un auxilio en dinero para gastos médicos en temas de trasplantes, así como asesorías en temas de salud.

¿Cuánto cuesta guardar células madre?

Cuanto cuesta guardar celulas madre

Las compañías privadas ofrecen planes de almacenamiento tanto de la sangre del cordón umbilical, rico en células madre, como del mismo tejido. Si se almacenan conjuntamente el precio varía. Además, también incide el tiempo de almacenamiento en el coste total.

Por ejemplo, para la preservación sólo de la sangre que contiene las células, el coste ronda los 810 euros al año, es decir, unos 68 euros al mes. Si se almacena también parte del tejido, el coste puede ascender a los 1.755 euros anuales, o lo que es lo mismo, unos 118 euros por mes.

Si el usuario lo requiere, también están los costes por preservación a largo plazo, que generalmente es de 18 años en adelante. Para células, el coste es aproximadamente de 3.123 euros por año y para células más tejidos, el coste asciende a unos 6.400 euros anuales.

¿Para qué sirve guardar las células madre del cordón umbilical?

Ser precavido para enfrentar el futuro implica pensar no sólo en la educación o formación de los hijos, sino también tener en cuenta aquellas enfermedades que pueden padecer o contraer. Es por ello que la medicina moderna ha presentado la conservación de células madre como un mecanismo para estar preparado.

¿Cómo se relaciona la conservación de células madre con las enfermedades a futuro? La respuesta radica en que estas células pueden ser usadas para el tratamiento de afecciones delicadas como la leucemia, varios tipos de anemia e incluso enfermedades autoinmunes, que son muy agresivas y difíciles de paliar.

Al ser células de un mismo grupo familiar, o incluso del mismo paciente cuando estaba en su etapa de recién nacido, la posibilidad de que se presente un rechazo por parte del cuerpo se reduce considerablemente.

Otro aspecto no menos importante tiene que ver con la disponibilidad de este tipo de células. Cuando se presenta una urgencia en la que es necesario contar con ellas, puede pasar que no existan donantes disponibles o que la calidad no sea la requerida. Contar con un banco de células madre soluciona este tipo de inconvenientes.

En resumen, conservar las células madre es una opción inteligente para resguardar la salud a futuro de un grupo familiar, ya que la compatibilidad es casi completa y pueden realizarse los procedimientos médicos de manera más ágil.

Si requieres un tratamiento con células madre, no hay que indagar muy lejos: el equipo de verificadores de Información al Consumidor ya ha corroborado la información de los mejores doctores y clínicas que ofrecen terapias con esta novedad de la salud. ¡Consúltanos si tienes dudas!

¿De cuánta utilidad te ha parecido este contenido?

¡Haz clic en una estrella para puntuarlo!

Promedio de puntuación 0 / 5. Recuento de votos: 0

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este contenido.