Qué hay que tener en cuenta para un buen mantenimiento del ascensor

Tabla de contenidos
El mantenimiento de un ascensor se compone de dos variantes: una, en la que se reemplazan las piezas desgastadas, y otra, en la que se lubrican y limpian los componentes que reciben mayor fricción o movimiento.

Los ascensores son elementos que están gran parte del tiempo en movimiento, por lo que  requieren de gran cuidado para evitar un accidente de alto riesgo. Aquí te explicaremos qué hay que tener en cuenta para un buen mantenimiento del ascensor.

Al ser mecanismos que se están accionado constantemente, debe tener unos periodos de chequeo muy bien establecidos. Dado que no es algo que tenga una constante auditoría por agentes externos, serán los administradores quienes velen por que se cumplan las revisiones a tiempo. 

Además, es un dispositivo que alberga personas en su interior, por lo que de su buen estado dependerá la integridad de sus ocupantes. 

¿En qué consiste el mantenimiento del ascensor?

Básicamente, el mantenimiento de un ascensor se compone de dos variantes: una, en la que se reemplazan las piezas desgastadas, y otra, en la que se lubrican y limpian los componentes que reciben mayor fricción o movimiento.

Complementario al mantenimiento, se deben realizar inspecciones periódicas visuales, que hacen parte del chequeo preventivo.

Esto no debe verse como un gasto, sino como una inversión: es mucho más costoso reparar un daño por accidente, que implique varias piezas, que hacerlo cuando aún no ha ocurrido ningún tipo de inconveniente. 

Revisiones mensuales del ascensor

Hay piezas que requieren una supervisión más detallada y, por eso, se analizan cada mes. Entre ellas, encontramos la cabina, los componentes que detienen y hacen la parada, los elementos de nivelación y la alarma.

El mantenimiento del ascensor al trimestre

Los motores de los ascensores son el corazón móvil de estos mecanismos y su revisión está estipulada para hacerse cada tres meses.

En esta inspección, se deben revisar sus niveles de aceite, y verificar que no presenten fugas o descompensaciones de presión en líquidos. 

Junto con los motores, se debe hacer toda una limpieza del cuarto de máquinas, además del foso y una limpieza profunda a los compartimentos de las puertas para evitar que se atasquen.

Revisión semestral del ascensor

Los cables del ascensor son el componente fundamental por el cual éste se desplaza y su revisión se realiza cada seis meses. En este chequeo, se debe constatar que la tensión de los cables sea la adecuada y se revisa que la luz de emergencia, así como su corriente eléctrica, funcionen correctamente. 

Qué se revisa anualmente en el ascensor

mantenimiento ascensor_

Cada año se revisan elementos de la rotación como lo son los ejes, el sistema de polea, los impulsores y los retenedores de todo el sistema.

También se hace un reconocimiento del estado del sistema de refrigeración, del contrapeso, los aislamientos de la cabina y el sistema eléctrico y los pistones.

Por último, se revisa el sistema de paracaídas. Sí, todos los ascensores deben tenerlo, aunque esperamos que nunca lo usen, porque sólo se activa en emergencia. Pero tenerlo en óptimas condiciones da mucha tranquilidad.

Aunque estas son las recomendaciones de mantenimiento general, muchos artefactos pueden necesitar unas reparaciones más prematuras, ya que el desgaste es proporcional al uso. 

Es posible que se deban cambiar algunos rodamientos o ejes antes de la recomendación anual. Si ello implica el evitar sustos, debe hacerse sin objeciones.

¿Cuánto cuesta el mantenimiento de un ascensor?

Los mantenimientos de ascensores no deben hacerlos necesariamente los fabricantes de los mismos. Si bien son los que conocen el producto, actualmente existen muchas empresas dedicadas a este tipo de labor y cuentan con profesionales expertos en cada marca y modelo.

De hecho, puede resultar mucho más económico si se realiza un contrato fijo con una de estas empresas especializadas, ya que sus tarifas pueden ser preferenciales para clientes constantes.

Dentro de los mantenimientos existen categorías, donde se pueden encontrar servicios básicos, que se limitan a cumplir con la norma vigente para este tipo de dispositivos y servicios ampliados y completos, que incluyen cambio de piezas y garantía extendida.

Generalmente la tarifa está entre 55€ y 80€ para los mantenimientos más básicos, y más de 130€ por chequeos más profundos. Los costes siempre dependerán de varios factores como la ubicación y calidad de la inspección. Por ejemplo, para los ascensores que se encuentran en edificios donde hay múltiples paradas, los mantenimientos son más costosos. También influye la capacidad y el modelo. 

Normativa española relativa al mantenimiento de los ascensores

Cada comunidad autónoma tiene su propia normativa, pero existe una ley general que engloba los parámetros aceptados para llevar a cabo una correcta revisión, la cual es la Instrucción Técnica Complementaria, también conocida como ITC AEM1.

Esta norma fue emitida en el 2013, y estipula también los plazos recomendados para realizar las revisiones periódicas, así como los elementos a revisar mencionados anteriormente. 

¿De cuánta utilidad te ha parecido este contenido?

¡Haz clic en una estrella para puntuarlo!

Promedio de puntuación 0 / 5. Recuento de votos: 0

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este contenido.