Claves de la Nueva Ley de la Segunda Oportunidad

Tabla de contenidos

¿Vas a entrar a un proceso de condonación de deudas? ¡Esto te interesa! Aquí te explicaremos las claves de la nueva Ley de Segunda Oportunidad en la reforma de la Ley Concursal, para que conozcas las novedades, y los beneficios que entraron a regir.

¿Cómo ha cambiado la Ley Concursal?

Muchos casos se han tratado desde aquel 2015 cuando se proclamó la primera versión de la Ley de la Segunda Oportunidad. Aunque ya se realizó una ampliación de los alcances en el 2019, las reformas planteadas este 2022 detallan mucho más los beneficios que se le otorgan a los deudores.

Anteriormente, los trámites debían pasar por un largo escrutinio de profesionales en derecho concursal. Actualmente, se han suprimido muchos trámites, como la fase de acuerdos extrajudiciales, si así lo requieren las partes.

Cómo se aplica la reforma de la Ley Concursal en la Ley de Segunda Oportunidad

Todas las modificaciones se hicieron con el fin de mejorar los resultados, ya que, tras siete años desde su promulgación, la efectividad no es la esperada.

Las reformas se aplicaron principalmente a lo que tiene que ver con la participación de administradores concursales, la posibilidad de no generar liquidaciones de propiedades y, especialmente importante, la inclusión de deudas públicas.

Se mejoran los plazos

Es de destacar que los acuerdos de pagos se replantearon, concediendo mejores plazos de pago a los deudores, siempre y cuando esto no afecte la situación de los acreedores.

Acogerse a la nueva Ley de la Segunda Oportunidad tiene menos costes

Una de las mayores novedades se trata de la supresión de los mediadores concursales. Con ello, además de dar mayor agilidad al proceso, y descongestionar un poco los juzgados mercantiles, se logra una reducción sustancial en los costes de la ley.

Recordemos que los honorarios de administradores y mediadores concursales estaban estipulados por ley y se cargaban al deudor. Por ello, con su supresión se alivian un poco los gastos en los que incurre quien quiera terminar sus deudas por vía legal.

Es de resaltar que muchos casos pueden tramitarse sin un mediador concursal, ya que no son de altos volúmenes de deudas, o de alta complejidad. Por lo tanto, es una excelente noticia para aquellas personas físicas y autónomas que no pueden permitirse incurrir en más costes extras.

Exoneración de deudas

El abanico de deudas se amplía, entrando en ellas las de carácter público, cosa que no estaba estipulada detalladamente en la norma anterior.

Aunque debe tenerse en cuenta que se establecen límites, que también protegen al acreedor. Si por el impago de deudas este queda en situación vulnerable, no podrán ser exoneradas las deudas.

Conservar la vivienda

Conservar la vivienda nueva ley segunda oportunidad

No eran pocos los casos de Ley de Segunda Oportunidad donde el deudor tenía que liquidar todos sus bienes para pagar la mayor parte de las deudas y exonerar las faltantes. Y por todos los bienes, nos referimos también a la vivienda.

Con las modificaciones que entrarán en vigor, regirá una disposición especial, que se trata de la exoneración de deudas con un plan de pagos sin liquidación. Con ello, lo que se busca es evitar la extinción total del patrimonio del deudor.

Pero hay que tener cuidado: esto sólo aplica si los acreedores aprueban los acuerdos y los pagos. De otra manera, puede interpretarse como que la liquidación será inminente y que se debe realizar para satisfacer las deudas.

Deudas tributarias o con la Seguridad Social

Este es quizá uno de los puntos que más expectativas han generado. Anteriormente, la ley no era muy explícita con la exoneración de deudas públicas, como las adquiridas con Hacienda y la Seguridad Social.

Si bien desde 2019 ya existía una condonación de hasta el 70% de las deudas de este tipo, la ley no establecía tajantemente en qué casos no se podían perdonar, ni indicaba de manera precisa las circunstancias en las que se condonaban. Era algo así como un vacío legal que no ponía márgenes claros.

Con las nuevas reformas, se ponen reglas más concretas de los casos en los cuales sí es posible exonerar al deudor de estas cargas financieras. Pero debe tener una situación muy especial, ya que son las deudas más difíciles de erradicar.

Es de tener en cuenta que existe también un límite para el perdón de este tipo de deudas, establecido en 10.000 euros.

Consecuencias de la nueva Ley de la Segunda Oportunidad

Los nuevos cambios se han realizado para dar mayor agilidad a los trámites. Por ende, una de las grandes consecuencias, es la eliminación de la mediación concursal. Como se mencionó anteriormente, dicha eliminación disminuye los costes.

Por otra parte, los trámites serán mucho más sencillos y se espera que los casos sean resueltos en menos tiempo, de un máximo de 18 meses, ya que algunos de ellos tardaban hasta tres años en tener un desenlace.

¿Cuándo entra en vigor?

Estas reformas entraron en vigor desde el 26 de septiembre de 2022. Por lo tanto, cualquier persona que tenga un proceso de Ley de Segunda Oportunidad, o que esté ad portas de hacerlo, puede verse beneficiada con los cambios.

¿Qué requisitos se aplican si se ha solicitado la Ley antes de la reforma?

Aunque se flexibilizaron muchas normas para la Ley de la Segunda Oportunidad, sí hubo un elemento que se reforzó: se trata de las condiciones para ser declarado deudor de buena fe.

Por lo tanto, quienes aplicaron a la ley antes de las reformas, deberán demostrar que no tienen sanciones graves con la Agencia Tributaria o Seguridad Social.

Retomando todas las ideas expuestas, se puede concluir que los cambios de la Ley de la Segunda Oportunidad tienen como objetivo brindar una mayor agilidad en los procesos, ya que se suprime la figura del mediador concursal. Además, abren la puerta a la condonación de deuda pública, que era un hito muy esperado por aquellos que no tienen cómo pagar sus deudas ante Hacienda, debido a su arraigada insuficiencia financiera.

Encuentra los mejores despachos en Ley de Segunda Oportunidad en nuestro comparador. Allí podrán asesorarte con tu caso de exoneración de deudas.

¿De cuánta utilidad te ha parecido este contenido?

¡Haz clic en una estrella para puntuarlo!

Promedio de puntuación 0 / 5. Recuento de votos: 0

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este contenido.