Guía de cómo funcionan las inmobiliarias

Te indicamos cómo funcionan las inmobiliarias según el servicio que necesites.

¿Es buena idea vender o alquilar una propiedad con una inmobiliaria? ¿Qué beneficios se pueden obtener? En esta guía de cómo funcionan las inmobiliarias, despejamos todas tus dudas. 

Si quieres vender tu casa

Acudir a una inmobiliaria da muchas ventajas a la hora de vender una propiedad. Para empezar, da una visibilidad superior frente a las propiedades que no se asocian con una.

Una propiedad ofrecida por una inmobiliaria gana el respaldo de su trayectoria, además de la confiabilidad. Por ello, las posibilidades de venderla a un precio adecuado, y en tiempo récord, aumentan. 

Con o sin exclusividad

Una de las variables que puede afectar la rapidez en el proceso de venta de una propiedad, es el hecho de si se tiene o no una exclusividad con una inmobiliaria.

Aquellos propietarios que sostienen exclusividad con una inmobiliaria, pueden beneficiarse de que esta les de mayor protagonismo a sus inmuebles.

De hecho, al tener ese vínculo, la inmobiliaria pondrá más esfuerzo en que la propiedad sea tomada en un tiempo mucho menor. 

Promoción del inmueble

Muchas de las inmobiliarias cuentan con personal capacitado para realizar buenas imágenes fotográficas de las propiedades.

Es muy recomendable contar con ayuda en la parte visual, ya que una propiedad bien promocionada y con imágenes adecuadas, tendrá mayores posibilidades de ser vendida o alquilada en un tiempo breve.

A su vez, las inmobiliarias se encargan de exhibir la propiedad en redes sociales, portales web o dentro de su propio catálogo, para obtener los mejores clientes.

Como este trabajo puede ser agotador, lo adecuado es que sea la inmobiliaria quien realice los filtros de compradores o tomadores realmente interesados en la propiedad. 

Negociación y asesoramiento en los contratos

Los agentes inmobiliarios cumplen un rol determinante en la asesoría, ya que son ellos quienes conocen los pormenores con respecto a la legalidad de contratos.

Un buen respaldo en este aspecto puede marcar la diferencia entre una buena negociación de una propiedad, a un contrato con un costo alto, por un inmueble que quizá no tenga tantos beneficios. 

Ventajas de vender tu casa con una inmobiliaria

Las inmobiliarias prestan unos servicios especializados que serían muy difíciles de realizar por medios propios o con la autogestión.

Para empezar, una inmobiliaria cuenta con profesionales en el área de bienes raíces y propiedades. Por ello, pueden determinar, con mucha más velocidad y fiabilidad, el valor de un inmueble.

Su trayectoria y experiencia les permite hacer un peritaje acertado de la propiedad, de acuerdo a su ubicación, comodidades y estado general.

Además de lo anterior, los agentes inmobiliarios también conocen de primera mano las tendencias del sector, por lo que la valoración puede ser más certera, y la venta, más eficiente.

Una inmobiliaria también se encarga de verificar el estado legal de la propiedad y de definir que se encuentre en orden para la venta o alquiler. 

Si quieres comprar tu casa

Al momento de adquirir una propiedad, la inmobiliaria gestionará gran parte de los procesos. Esto significa mucho ahorro de tiempo para el propietario y menos esfuerzo.

A su vez, la inmobiliaria se encarga de la gestión de clientes, la promoción de la propiedad y toda la asesoría respecto al papeleo. 

Contacto, valoración y visita

Los agentes inmobiliarios son quienes realizan el filtrado de clientes y agendan las citas, para dar una asesoría a los clientes.

Estos profesionales son los encargados también de valorar si quien pregunta por una propiedad es realmente un cliente potencial.

Nota de encargo y propuesta al propietario

encargo propuesta propiedad

Al momento de poner una propiedad en venta, pueden aparecer muchos interesados. Pero no todos van a ser oferentes reales.

Una nota de encargo es la forma de filtrar a los interesados con posibilidades e intenciones reales de compra, de aquellos que no lo son. Funciona como un pequeño depósito, que oscila entre los 1000 y 3000 euros.

Esto garantiza que la propiedad no sea mostrada (o vendida) a otros clientes, en tanto el interesado concreta su decisión de tomarla. 

Contrato de arras

Si la negociación avanza y la propiedad es tomada, se continúa con el contrato de arras. En este se estipula el valor por el cual se vende la propiedad, así como las fechas y algunas cláusulas.

En este punto es donde también se estipulan los parágrafos y consecuencias de disolver la transacción, ya que aún no se ha firmado el registro de propiedad. 

Venta efectiva, notaría y registro

El último paso se trata del papeleo y la legalidad del contrato. En este punto es donde se realizan todas las firmas de escrituras de propiedad y el registro ante las entidades correspondientes.

Ventajas de comprar tu casa con una inmobiliaria

Al comprar una casa con una inmobiliaria, se está garantizando un ahorro de tiempo considerable. Las inmobiliarias tienen un amplio catálogo de vivienda, por lo que pueden ofrecer variedad con la asesoría de un mismo agente inmobiliario.

Tener una oferta tan variada representa mejores comparaciones y menos gasto de tiempo. A su vez, el asesor puede sugerir opciones de acuerdo a las posibilidades e intenciones del comprador. 

Si vas a optar por un alquiler

Si lo que se necesita es una vivienda en alquiler, las inmobiliarias resultan ser también una magnífica opción.

Como se expuso anteriormente, una de sus grandes ventajas es el amplio abanico de posibilidades que ofrecen. Por ello, es más fácil encontrar una vivienda que se adapte a las necesidades. 

Visita y valoración

Las valoraciones de tarifas de alquiler son realizadas por la inmobiliaria. Estas serán de acuerdo a las condiciones del inmueble, sus metros cuadrados y los beneficios que puedan destacar.

Estudio de solvencia y seguro de impagos

Quizá la parte más importante de contar con una agencia inmobiliaria para alquiler es que éstas se encargan de hacer un estudio de solvencia y capacidad económica de los posibles inquilinos de la propiedad.

Muchas de las agencias tienen incluso un seguro obligatorio, que sirve como garantía, en caso de que el inquilino incumpla el pago en algún momento. 

Asesoramiento en el contrato

Otro de los puntos fuertes es su gestión y mediación con los contratos. La agencia debe aparecer como uno de los garantes en el contrato de alquiler de una propiedad.

De esta forma, serán los agentes de la inmobiliaria quienes tendrán que responder en caso de que ocurra algún asunto jurídico o de impagos. 

¿Quién paga la comisión de la inmobiliaria?

En este aspecto, aún existe un vacío legal, ya que no se estipula estrictamente si el pago de comisiones debe ser asumido por el tomador de la vivienda o el vendedor.

Las comisiones pueden tener valores que van desde el 3% hasta el 7% del total de la propiedad. Normalmente, la tasa del 3% es la más aceptada.

Algunas inmobiliarias que realizan todo su trabajo de forma virtual tienen tarifas establecidas, que rondan los 4.000 euros.

Dado que la ley apenas empieza a ser más exigente en aspectos de comisiones, actualmente, estas son asumidas generalmente por el comprador. Esto debido a que es el usuario final quien se beneficia de toda la asesoría que otorga el agente inmobiliario.

También hay modelos donde las comisiones son asumidas tanto por el comprador como por el propietario del inmueble. 

Te invitamos a que conozcas las mejores inmobiliarias y sus ofertas para que puedas vender o alquilar tu vivienda con la mayor seguridad. 

¿De cuánta utilidad te ha parecido este contenido?

¡Haz clic en una estrella para puntuarlo!

Promedio de puntuación 5 / 5. Recuento de votos: 1

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este contenido.