¿Cuánto cobran las inmobiliarias por vender un piso y quién paga?

Las inmobiliarias prestan los servicios de gestión y promoción de propiedades y bienes raíces.

Vender un piso no es un trabajo fácil y requiere de bastante esfuerzo, para dar con el cliente ideal. Por ello, muchos propietarios buscan la ayuda de profesionales. Pero, ¿vale la pena? ¿Cuánto cobran las inmobiliarias por vender un piso?

Si eres reacio a contratar una agencia, lo primero que debes plantearte es: ¿te quieres ahorrar unos euros sólo por no pagar una comisión? ¡Deberías reconsiderarlo! Al contar con una inmobiliaria, tanto para la compra, como para la venta de una propiedad, obtienes muchas ventajas.

Una de ellas es que tienes asesoría constante para realizar trámites de la propiedad y el abanico de clientes va a ser mucho mayor, ya que la mayoría de clientes buscan dentro del portafolio que manejan las agencias, todo por un precio que puede acordarse.

Aunque todavía falta legislación en materia de comisiones inmobiliarias, esta se hace en mutuo acuerdo entre el propietario de la vivienda y la agencia. Dicha comisión debe quedar estipulada en el contrato que se firme.

¿Cuánta comisión hay que pagar a la inmobiliaria?

Las inmobiliarias prestan los servicios de gestión y promoción de propiedades y bienes raíces. Esto incluye una exposición constante a clientes y la asesoría de agentes expertos para atraer el comprador o inquilino ideal para la vivienda.

Claro está que este servicio debe pagarse. El porcentaje dependerá del total de servicios que presten los agentes inmobiliarios. Normalmente, las comisiones rondan entre el 3% y el 7%, aunque la tarifa más aceptada es la intermedia de estas dos, es decir, aproximadamente un 5% del valor de la vivienda.

Existen también las modalidades de tarifa fija, usadas principalmente por las inmobiliarias digitales. Sus costes oscilan entre los 1.000 y 5.000 euros, y se encargan principalmente de atraer clientes realmente interesados en la propiedad, aunque no siempre incluyen el servicio de visita guiada. 

¿Cómo se calculan los honorarios de la inmobiliaria?

Los honorarios no están fijados de manera unánime para todas las inmobiliarias. Cada una puede determinar cómo realizar los cobros. En la mayoría de agencias tradicionales optan por porcentajes, llegando hasta el 10% si se trata de viviendas de lujo.

Para tomar un ejemplo, si la propiedad está avaluada en 200.000 euros, la comisión a pagar, por un 3% del valor, es de aproximadamente unos 6.000 euros. 

En otros casos, los honorarios se calculan en función de los servicios que se prestan. Por ejemplo, el coste suele ser más alto si los agentes se deben encargar de las visitas por parte de los interesados en el inmueble, además de los procesos notariales o el contrato de arras.

¿Cuándo se paga la comisión inmobiliaria por venta?

Llegado el momento de firmar la compraventa, se pagan las comisiones, ya que este punto es donde prácticamente se ha fijado la transacción. Aunque no todas las agencias inmobiliarias usan este método. 

Algunas prefieren dividir el porcentaje en diferentes fases, deduciendo el primer porcentaje cuando se hace el contrato de arras, y el restante, cuando la transacción ha terminado. 

¿Quién debe pagar los honorarios de la inmobiliaria?

quien paga honorarios inmobiliaria

Lo más común es que la tarifa por honorarios sea asumida por el propietario del inmueble. Aunque, como lo hemos mencionado, es una inversión si se desea contar con el apoyo de trámites.

Pero, ¡evita sorpresas! En algunos casos, el contrato puede estipular que ese dinero sea asumido por el comprador. Lo importante es revisar bien el contrato, para que todo quede claro desde el principio. 

¿Qué servicios incluye la comisión inmobiliaria?

Por si no lo sabías, contar con los servicios de asesoría de una inmobiliaria es maravilloso en temas de tributación. ¿Por qué? La razón es que ellos te pueden ayudar para que incluyas todos los conceptos deducibles, con el fin de que la Agencia Tributaria y Hacienda no hagan reclamaciones posteriores.

En muchos casos, se pueden estipular algunos gastos para la venta, como las reformas o mejoras, como unos deducibles para que entren a la IRPF posteriormente.

Este tipo de asesoría se incluye dentro de la comisión que se paga a la inmobiliaria y resulta ser bastante útil, para evitar complicaciones en el futuro.

Si lo anterior no te suena a mucho, ten en cuenta que la inmobiliaria se encarga también de hacer el avalúo de la vivienda,  la destaca ante los compradores, filtra a los más adecuados y coordina la agenda para las visitas.

Dentro de la comisión, también se incluyen los temas de la redacción del contrato y todo lo relacionado a certificaciones para lograr la venta, como lo es el certificado energético. 

¿Se puede desgravar la comisión inmobiliaria?

La respuesta es que, ¡sí! Puedes desgravar la comisión cuando se vende la propiedad. Y no sólo eso: se pueden incluir ciertos parámetros, que incrementen el valor de la compra y reduzcan el de la venta, para lograr deducibles. 

Por ejemplo, la comisión de venta de la casa se debe estipular y todas las reformas de ampliación que se hayan realizado sobre el inmueble, para dejarlo en óptimas condiciones para su venta.

También se pueden incluir las reformas que alarguen la vida útil de la propiedad. Pero, dado que no es tan sencillo determinarlas, lo mejor es contar con un asesor para evitar que luego Hacienda descalifique esas intervenciones como mejoras descontables. 

En resumidas cuentas, tener el respaldo de una agencia inmobiliaria es bastante recomendable, aún cuando se deba pagar la comisión. Su trabajo y experiencia en el tema de propiedad inmuebles hará que cualquier trámite sea mucho más sencillo. 

¿Tienes dudas para escoger una buena agencia? ¡Nosotros te damos las indicaciones! Contáctanos para exponerte las mejores opciones. 

¿De cuánta utilidad te ha parecido este contenido?

¡Haz clic en una estrella para puntuarlo!

Promedio de puntuación 5 / 5. Recuento de votos: 1

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este contenido.