¿Merece la pena contratar un seguro de vida?

Tabla de contenidos
¿Te estás planteando contratar un seguro de vida y no sabes si merece la pena? En este post te damos algunas pistas para que tomes la decisión correcta.

La vida puede cambiar en cuestión de meses, días o segundos, nunca estamos completamente preparados para lo que nos depara el destino, mucho menos para las situaciones desafortunadas como la muerte de un familiar, perder el trabajo o no poder hacerle frente a nuestras deudas. 

En ese escenario es que entra un seguro de vida, un producto que podría ser tu salvavidas en estos casos. Así que esta vez te contaremos sobre este para que te respondas si merece la pena contratar uno. 

¿Qué es un seguro de vida y cuál es su función?

El seguro de vida es un producto ofrecido por las aseguradoras que permite que el tomador de este o sus beneficiarios puedan reclamar un capital o indemnización en casos específicos, como la muerte del que lo contrató o la incapacidad o invalidez permanente.  

Su función es básicamente garantizar la estabilidad económica del tomador o sus beneficiarios, ya que se recibe un capital para cubrir gastos derivados del fallecimiento o que ya tenían como responsabilidad, como el pago de una hipoteca. 

¿Cómo sé cuánto dinero debo asegurar?

Este tipo de pólizas permite que el tomador decida cuánto capital asegurar, lo que depende de cuánto tiempo quiere cubrir para él o sus beneficiarios. Algunos expertos recomiendan que el monto sea equivalente a al menos cinco años de sueldo íntegro. 

Es decir, el consejo es que se asegure por el tiempo que generalmente es lo que tarda una familia en recuperarse económicamente luego de una pérdida, una enfermedad grave o invalidez. 

También es importante tener en cuenta cuánto dinero necesitas para cubrir otros gastos y deudas, como lo que te falta por pagar de tu hipoteca, el coche o la educación de tus hijos. Teniendo ese dato, toma la sumatoria y ese es el capital a asegurar.  

Ventajas de tener un seguro de vida

Entre las ventajas de contratar un seguro de vida destaca la tranquilidad que aporta ante situaciones imprevistas que afecten la estabilidad económica de la familia —como si ya no puedes sostenerlos porque tuviste un accidente que no te permite trabajar—, pues continuarán teniendo un ingreso. 

Además, en caso de incapacidad permanente, la aseguradora te otorgará un complemento de la pensión que da el Estado y tendrás beneficios fiscales porque algunos de ellos son deducibles de tu declaración de renta

Adicionalmente, ten en cuenta que las primas son flexibles, y pueden ser aportadas en pagos mensuales, trimestrales, semestrales o anualmente, o sea que se acomodan a tus posibilidades. 

Asimismo, es un alivio para no perder tu vivienda por no poder cubrir la hipoteca, o si requieres adelantar el pago de la indemnización por accidente o enfermedad grave, de acuerdo con las coberturas que contrataste

Inconvenientes de los seguros de vida 

Inconvenientes de los seguros de vida 

Sin duda para algunos la mayor desventaja de contratar un seguro de vida es que se convierte en una obligación de largo plazo, o sea que tienes que pagar las primas generalmente por varios años hasta que puedas reclamar la indemnización. 

Además, se establecen cláusulas de permanencia con las que podrías ser penalizado o perder tu dinero cotizado si ya no puedes pagar las primas. En el mismo sentido, a la hora de reclamar el capital, tendrás que pagar impuestos que son más altos mientras más grande sea la cantidad asegurada, o sea que no lo recibes completo. 

Por otro lado, algunos creen que si pagan por mucho tiempo la prima posiblemente ya dieron más del capital asegurado, por ese motivo se recomienda contratarlo entre los 30 a 50 años. 

¿En qué casos es especialmente importante un seguro de vida? 

Hay algunas condiciones en las que es más recomendable tener un seguro de vida, como cuando se forma una familia y estos dependen económicamente de ti, porque si pasas por una situación que no te permite generar los mismos ingresos que antes, se encontrarán en problemas financieros.

También, si tienes una hipoteca, te aconsejamos conseguir este producto, ya que el seguro la cubrirá y así tu familia no heredará esa responsabilidad ni se enfrentarán a la posibilidad de perder la vivienda. 

Adicionalmente, si practicas algún deporte o trabajo de riesgo por el que tengas más posibilidad de sufrir un accidente que te incapacite, te invalide o te lleve a la muerte; la mejor opción es un seguro de vida. Con este tipo de cobertura, que suele costar un poco más, realizarás estas actividades con mayor tranquilidad.  

En conclusión, los seguros de vida son productos útiles para quienes tienen familia o corren riesgos en las actividades que realizan, ya que les proporciona tranquilidad y la garantía de que podrán cubrir sus gastos y mantener su estabilidad económica (o la de sus beneficiarios) en caso de que fallezcan o sufran un accidente que les impida trabajar como era habitual. 

Asimismo, si merece la pena o no su adquisición, además de la cuantía asegurada, depende de tus condiciones y la estabilidad que quieras. Si necesitas asesoría para determinar si un seguro de vida es para ti, ¡comunícate con nosotros! 

¿De cuánta utilidad te ha parecido este contenido?

¡Haz clic en una estrella para puntuarlo!

Promedio de puntuación 0 / 5. Recuento de votos: 0

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este contenido.